Loading...

miércoles, 3 de agosto de 2011

Tu ausencia, se torna en un dulce espejismo,por ratos pareciera que tu silueta se dibuja en mis pupilas.Luego desapareces,mas en mi mente permaneces pues siempre estas presente.

martes, 21 de junio de 2011

A ti te digo

Te digo que tienes unos ojos que al verlos me puedo perder en un universo, en donde no necesito boleto para viajar, en donde mi mente se pierde;pero luego me encuentro en un reflejo, en el que tus labios y los míos empiezan a imitar una luna menguante
Por eso te digo que si me pierdo que sea en tu mirada, para encontrarme dibujada en tu pupila.. Que si me pierdo sea en tu amor para encontrar que aun siendo dos, eres la mitad que yo buscaba y hoy estas aquí, junto a mi.
Por eso te digo que si me caigo, no sea culpa de la gravedad, si no del corazón que con cada palpito me susurre que se enamoro de ti. Que si me caigo sean tus manos las que me levanten, tus brazos los que me envuelvan y tus pasos los que me guien.

viernes, 24 de septiembre de 2010

Mientras caminaba, tu te apoderabas de mi mente
Pensaba que tu rostro y sonrisa me hacían falta ver
Levante la vista y que sorpresa, estabas enfrente
Trate de ocultarlo, pero la felicidad no pude contener

Desde ese momento y ese dia, tu mirada he buscado
A donde quiera que voy volteo a ver para todos lados
Deseando y anhelando que tú estés allí presente
Que de repente aparecieras tu entre tanta gente

lunes, 30 de agosto de 2010

Adiós!

Tu recuerdo vive en mí
Como hacer para atraparlo
Para nunca dejarlo salir

Poco a poco tu cara empiezo a olvidar
Tu recuerdo se esta empezando a nublar
no lo quiero dejar ir, quiero que viva en mi
pues es lo único que me queda de ti.

Me acostumbre tanto a la idea
De cuando quisiera poderte recordar
Que se me olvido la realidad
Una que muchas veces es difícil aceptar

Que un día hay presencia
al otro simplemente ausencia
Que todo viene y se va
Pero hay que disfrutarlo mientras esta

Que si tu recuerdo busca la salida
Aquella palabra tan temida
Mis labios tendrán que decir
Para así dejarlo partir.

Aquel lugar

Veo las fotos de aquellos días en aquel lugar, cuantas veces no estuve allí con mi familia y seres queridos. Cuantas sonrisas formaban parte del día a día, que si se escucha bien estoy segura todavía se podrán oír. Puesto el aire se enamoro de aquella dulce melodía, se las apodero y las guardó para llenar la atmosfera de felicidad. Cuanto amor se podía respirar, en cada suspiro se podía sentir. Cuantos sueños y recuerdos quedaron atrapados en aquel lugar, alejado de la realidad, donde se podía descansar y otros sueños crear. Cuantas anécdotas e historias podría en este momento contar, como la vez que jugábamos póker y apostábamos dulces. O la vez que corríamos en la piscina, puesto no podíamos esperar a que se llenara. O cuando veíamos extasiados desde la calurosa cocina aquella misteriosa luz, que por cierto nunca supimos de donde provenía. También están aquellas noches donde no parábamos de platicar, hasta las ranas hacían lo mismo en aquella piscina donde innumerables veces nadamos para refrescarnos del calor. No he de olvidar las incontables veces que Luciano molestaba a todos incluyendo al chivo, correteaba por todos lados y las camas babeaba. Pero lo que nunca se me podrá olvidar es cuando deje de escuchar el viento que transportaba las sonrisas y me encerré en un mundo de agonía, soledad y tristeza. Como quisiera poder regresar, reconstruir los momentos en aquel lugar. Pero he de aceptar que es una batalla perdida, solo me queda recordar los buenos ratos, y de ahora en adelante apreciar y disfrutar cada segundo no importando el lugar.

jueves, 19 de agosto de 2010

Simplemente sucedió

Esta vez la gravedad no tenía la culpa
Simplemente paso, no recuerdo la hora
Ni el momento en que todo sucedió
Mi forma de verlo de la nada cambio

Sensación más rara recorría mi ser
Algo indescriptible, que no podía ni creer.
Sonrisas, palabras sin sentido
Hasta la concentración había perdido

Mi mente me repetía una y otra vez:
Esto no es posible, no tenía que suceder!
Que hago para explicarle y hacerle ver
Que me había enamorado y que era de él!

Uno de esos días

Por ese balcón que tantos sueños encerraba, mas casi nunca se visitaba, veía como las hojas de aquellos viejos robles caían. Suspirando ella repetía hoy será uno de esos días. Esa sensación tan conocida, difícil de ignorar, una vez más sentía que la monotonía la alcanzaba, que caminaba en círculos y al mismo sitio volvía a llegar. En un día tan lindo, y ella tan aburrida, no había duda era uno de esos días. El teléfono miraba, ninguna llamada; las horas pasaban, todo parecía tan normal, pero ella buscaba algo peculiar y especial. Algo que la hiciera vibrar, que de un salto la hiciera brincar, una emoción que la hiciera bailar, algo que la hiciera olvidar que hoy era uno de esos temidos días. Solo le quedaba esperar, pues el día estaba a punto de terminar.